…. el aroma de mi hogar

¿Qué entendemos por publicidad?

publicidad.gif

¿Qué entendemos por publicidad?


Si planteamos varias definiciones, observaremos que no difieren demasiado unas de otras:

“Divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc.” (Real Academia Española)

– “Conjunto de técnicas de comunicación social con que se da a conocer un producto o un servicio para que se consuma o utilice”(Enciclopedia Larousse).

– “La técnica de comunicación social cuyo propósito es transmitir información sobre un producto o servicio que se desea vender para obtener un beneficio comercial“ (Enciclopedia Hispánica)

“La publicidad es la aplicación de determinadas técnicas artísticas y distintos recursos del lenguaje y del cine a la solución de un problema definido. Y ese problema ha sido previamente definido por alguien en el instante de decidir qué producto fabricar o qué servicio ofrecer” (Barry Day, publicista)

“La publicidad es …el arte de convencer consumidores” (Luis Bassat, El libro rojo de la publicidad)

Revisando ahora estas definiciones, comprobaremos que se dan una serie de coincidencias interesantes y que son la base de la publicidad.

1.- Que la publicidad “divulga”, “da a conocer”, “informa” sobre un producto -ya veremos si esa información es real o no-

2-. Que ”para atraer a posibles compradores”, “para que se consuma”, porque “se desea vender para obtener un beneficio comercial”…, antes ha de solucionar un problema previamente definido por alguien: el que fabrica o el que ofrece un servicio.

3.- Que la publicidad, para todo ello, utiliza técnicas determinadas: ”conjunto de medios”, “técnicas de comunicación social”, que son más explícitas en la última definición: “técnicas artísticas y distintos recursos del lenguaje y del cine”

[4.- Bassat introduce el término arte, que justifica diciendo que todas las disciplinas de márketing “poseen una fórmula mágica basada en una determinada proporción de ciencia y arte”. Y continúa afirmando que la ciencia es la que impide al publicista que sus inquietudes artísticas lo alejen de la realidad del mercado. ¿Estas de acuerdo con esta afirmación? Volveremos a ello.]

Esas técnicas de las que se habla, ese conjunto de medios, sólo están para una finalidad muy clara: estimular nuestro deseo para convertirnos en consumidores y usuarios de los productos que nos ofertan.

Pero, ¿nos informan realmente del producto? ¿somos realmente libres a la hora de seleccionar aquello que compramos? ¿compramos realmente lo que nos es necesario o les seguimos la corriente y , fascinados por el mundo de las imágenes publicitarias, nos convertimos simplemente en consumidores más o menos irracionales?¿no estaremos adquiriendo una determinada visión del mundo a partir de los hábitos y las formas de vida que nos ofrece la publicidad?

He aquí el aspecto más importante del tema y el objetivo fundamental del estudio de la publicidad: analizar su lenguaje, esas técnicas artísticas de que habla Barry Day, para comprobar que tras la atracción de sus imágenes (incluso detrás de la indudable “creativi­dad” de muchos publicita­rios, algunos de ellos famosos directores cinematográficos), nos podemos encontrar una serie de tópicos, de estereotipos sociales, de “engaños” en suma, de los que debemos ser plenamente conscientes antes de dejarnos arrastrar por ellas.

Antes de continuar, veamos qué opinan sobre la publicidad los propios creativos:

LUIS BASSAT, en El libro rojo de la publicidad (ideas que mueven montañas), señala los diez principios generales de la publicidad, :

La buena publicidad vende el producto hoy y vende la marca mañana
La buena publicidad capta la atención del espectador inmediatamente
La buena publicidad contiene una fuerte idea de venta y promete un beneficio interesante y alcanzable por el consumidor
En la buena publicidad, la idea es simple, clara y se entiende a la primera
La buena publicidad destaca de la competencia, del resto de la publicidad y del entorno
La publicidad es memorable
La buena publicidad es relevante para los posibles consumidores del producto
En la buena publicidad, la marca está integrada en la idea central
La buena publicidad no es un anuncio aislado, sino una campaña, capaz de perdurar y crear un activo publicitario
En la buena publicidad el mensaje se adecua a las características de los medios, aprovechando sus ventajas y aceptando sus limitaciones

Veamos ahora los minutos iniciales de un especial de Canal + dedicado a la publicidad bajo el título de SE VENDE [completo, en clase]

[blip.tv ?posts_id=2118830&dest=-1]

Y para seguir, este, también de Canal +, en el que opina Toni Segarra

[blip.tv ?posts_id=2118853&dest=-1]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: