…. el aroma de mi hogar

Modelos en la publicidad: AIDA

 

wonderbra.jpg

 

Para ser capaz de convencer, los publicitarios han ido comprobando la eficacia de recursos de todo tipo que se han depurado e incorporado a la profesión. A lo largo de décadas de historia, sus fuentes de aprendizaje han sido el conocimiento de la psicología del consumidor, de los medios de comunicación masiva, la expresión lingüística y estética, la comunicación gráfica y audiovisual y toda disciplina o campo que permitiera ampliar las posibilidades de obtener sus objetivos de persuasión. A cada una de sus fórmulas se ha llegado a través de la intuición, de la experiencia y, cada vez más, del estudio y la investigación.

 

[Y a propósito de esto último, y sin que sea un tema sobre el que vayamos a profundizar, os dejo información sobre lo que se ha dado en llamar Neuromarketing (aplicación de las técnicas de las neurociencias a los estímulos de marketing, para entender como el cerebro “se activa” ante las acciones de marketing) Os dejo, por si despierta vuestro interés -además de comentarlo en clase-, una selección de textos sobre el tema, alguno de los cuales llegué vía Marketing art]

  • Selección de textos en PDF

 

En publicidad, se utilizan distintos modelos que tratan de definir un tipo de comunicación de manera que ayuden a elaborar el resto de los elementos del mensaje que se quiere transmitir. Hay numerosos modelos aunque aquí sólo , y sin demasiada profundidad (el tema nos llevaría demasiado y se saldría de los objetivos), os señalaré tres:

  1. Modelo AIDA
  2. Modelo transaccional
  3. Modelo de recomendación y prescripción

 

1.- ¿Y qué es AIDA, -además de una serie de televisión-? Este modelo, el más conocido, surgió en los primeros tiempos de la publicidad “científica”, a comienzos del siglo XX. El intento de captación de consumidores, hace que toda comunicación publicitaria deba recorrer cuatro FASES, lo que los publicistas conocen bajo las siglas de AIDA:

ATENCIÓN
INTERÉS

DESEO
ACCIÓN

a.- ATENCIÓN: Sorprender, llamar nuestra atención; de ahí la búsqueda constante de la novedad, el derroche constante de creatividad de algunas de las imágenes publicitarias.

b.- INTERÉS: Despertar el interés; de nuevo la creatividad, la espectacularidad, las técnicas visuales…

c.- DESEO: Lógicamente tienen que despertar nuestro deseo, por ello la insistencia en las mejoras sociales, estéticas, éxitos personales,…que se supone derivan del uso de los productos anunciados.

d.- ACCIÓN: Y todo ello para lograr el objetivo final: comprar, comprar, consumir. Acción que, de no llevarse a cabo echaría por la borda tanto esfuerzo publicitario. [Y no podemos olvidar que el proceso publicitario es largo y complejo a partir del estudio de mercado, e las características de los potenciales compradores, de ese segmento de población, target, al que se dirigirá la campaña]

Hoy el modelo está casi superado por otros relacionados directamente con la psicología “de la publicidad”.

 

2.- ¿El modelo transaccional? Se basa en el enfoque psicológico del mismo nombre, aplicado al estudio del comportamiento humano. Simplificando, este enfoque parte de la base de que nuestra conducta se ve favorecida o entorpecida por la interacción con las personas que nos rodean. Esto nos lleva a asumir distintos roles (con unas personas somos más infantiles o más serios o más tímidos..)

La publicidad propone, partiendo de este enfoque, modelos en los que el espectador pueda verse reflejado o pueda adquirirlos con sólo comprar. Mediante esta propuesta de identificación, los mensajes publicitarios están promoviendo también una remodelación de nuestras identidades, puesto que lo que se insinúa es: si consumes determinado producto serás como ellos (los personajes); o a la inversa: si te reconoces en ellos (los personajes) no puedes dejar de consumir lo que te proponemos. En esta dinámica es fácil olvidarse de la propia identidad e ir adoptando, inconscientemente, las características no sólo aparentes, sino también conductuales de los personajes. En virtud de este procedimiento se interiorizan la mayor parte de los modelos impuestos, especialmente los sexistas.

Un par de ejemplos de la misma página de la que procede la cita:

bassi.jpg opium.jpg

 

3.- Modelo de recomendación y prescripción. Partiendo de la base de que la eficacia de los consejos personales de personas conocidas o de expertos a la hora de tomar decisiones, la publicidad utiliza personajes famosos para promocionar productos

Nada nuevo, por otra parte (basta con echar un vistazo al Vodpod)

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Genesis said, on febrero 13, 2014 at 1:54 am

    muy bien me sirvio para mi tarea


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: